Con éxito terminó la competencia de fútbol masculina del Torneo de Valores en el CAI Sport Center y el próximo mes de noviembre, los equipos femeninos iniciarán sus partidos. Este año, Digicel se sumó a la iniciativa de Gol Dreams para promover valores en los niños, niñas y adolescentes a través del deporte y la pasión por el fútbol.
 
En total son 28 equipos que se inscribieron en las distintas categorías: masculina sub-10 y sub-12 y femenina sub-13. El objetivo que persigue el torneo es combinar la educación con el deporte, formando a niñas y niños en valores como el compañerismo, la sana competencia y la confianza en sí mismos por medio del fútbol.
 
En la categoría sub-12, Academia Costa del Este FC ganó la final al CD Plaza Amador por 6 a 2. En sub-10, se coronó Academia CAI al vencer 2 a 1 a Plaza Amador. Adicionalmente, se han entregado premios al portero menos vencido, al goleador y al jugador “valores”, que mejor representó estas cualidades dentro y fuera del campo de juego.
 
En noviembre comenzará la competencia en la rama femenina, el ‘Torneo Brillando en la Cancha’, nuevamente con Digicel apoyando la iniciativa. Esta alianza que firmó Digicel Panamá con Gol Dreams, le permite  al operador digital ser padrinos en esta labor social y formativa.


 
El Torneo de Valores involucra a casi mil niños y niñas que participan de manera gratuita, reciben indumentaria, meriendas y charlas de motivación que promueven valores como el compañerismo, la sana competencia y la confianza, junto a ex futbolistas y personalidades del país.
 
“Estamos muy contentos con esta primera etapa del torneo, los niños han disfrutado, jugado y aprendido. Nosotros seguiremos participando de este tipo de eventos porque somo más que una plataforma de telecomunicaciones, contribuimos a mejorar la vida de la comunidad”, indicó Luisa Macías, Head of Marketing & Communications de Digicel Panamá.


SOBRE EL TORNEO DE VALORES
El Torneo por los Valores nace del sueño de Fary Mariam Salazar, una joven oriunda de Santa Ana, que tenía una visión de ayuda social muy amplia y cuyo anhelo era que los niños del barrio jugaran fútbol enfatizando los valores y de manera gratuita, pensando en los jóvenes que quieren divertirse en estas competencias y no tienen el factor monetario para participar. Fary (q.e.p.d.) materializó su sueño con su hermano Roberto Rivera, que hoy desarrolla el torneo, que aleja a los jóvenes de los vicios y contrarresta la exclusión social.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here