Experta en nutrición comparte recomendaciones para incluir alimentos necesarios para el desarrollo de los niños en su dieta diaria.

Una nutrición sana y equilibrada, que beneficie el desarrollo óptimo del niño, debe construirse desde muy temprana edad. Desde el embarazo -con una buena alimentación de la madre-, durante el periodo de lactancia y posterior a los seis meses de edad -cuando se inicia la alimentación complementaria-; los padres de familia deben brindar a sus hijos una nutrición infantil idónea, que incluya de forma balanceada y adecuada, los diferentes grupos de alimentos.
De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), es clave iniciar la lactancia materna dentro de la primera hora de vida del recién nacido y de forma exclusiva hasta el sexto mes, a partir del cual debe complementarse con otros grupos de alimentos.
“Durante los primeros seis meses de vida, la lactancia provee el 100% de los nutrientes requeridos por el infante. Según diversos estudios, esta ayuda a disminuir la incidencia de alergias, asma y enfermedades respiratorias, infecciones del oído, gastrointestinales y urinarias. Después de los 6 meses, la leche materna aporta solo el 50% de los nutrientes, por lo que debe complementarse con otros grupos de alimentos”, explicó Patricia Vial, gerente de Nutrición, Salud y Bienestar de Nestlé Centroamérica.
Es de suma importancia que, al momento de iniciar la alimentación complementaria de los hijos, los cuidadores incluyan alimentos ricos en nutrientes. De lo contrario, el bebé se va a llenar, pero no va a recibir todos los nutrientes que necesita para un sano desarrollo.
“Una nutrición adecuada desde la concepción y hasta los primeros 24 meses de edad es clave para la salud actual y futura de los niños. Su alimentación debe ser balanceada, incluyendo todos los grupos de alimentos, sin sal, ni azúcar y alta en nutrientes como el hierro, necesario para el desarrollo cognitivo y el crecimiento de los infantes.”, añadió Vial.
En este sentido, en Panamá, el Ministerio de Salud, en su guía de nutrición para niños menores de dos años, brinda algunos consejos para una adecuada alimentación complementaria según cada etapa:

De 6 a 8 meses:
Iniciar con alimentos suaves, frescos y fáciles de digerir para evitar que el niño se atore. Se pueden introducir cereales, verduras o frutas (una cucharadita).
Importante preparar los alimentos licuados o en puré, para asegurar una consistencia y textura adecuada para esta etapa del infante.
Frecuencia: 2 a 3 veces al día.
De 9 a 12 meses:
En cuanto al tamaño de los alimentos, en esta etapa se puede iniciar a brindarle alimentos en trozos pequeños o picados finos, para ayudar a ejercitar la mandíbula del pequeño.
Agregar nuevos alimentos como pastas y huevo entero.
Buscar opciones de snacks saludables para las meriendas. Importante validar no solo sus ingredientes, sino también tamaño y textura.
Frecuencia: 3 a 4 veces al día. Desayuno, almuerzo, cena o merienda.
De 12 a 24 meses:
A partir de este momento, se recomienda introducir alimentos con la misma consistencia que el resto de la familia, en trozos moderados para evitar que el niño se atore.
Incluir todos los alimentos, cada uno en la porción adecuada. El color y la variedad son importantes.
Brindar momentos en familia para disfrutar de los alimentos.
Frecuencia: 4 a 5 comidas al día como desayuno, almuerzo, cena y meriendas.

“Para lograr un balance nutricional y los nutrientes que los niños necesitan para su crecimiento y desarrollo, es fundamental integrar los cinco tipos o grupos de alimentos: granos, proteínas, frutas y verduras, legumbres y lácteos”, explicó la especialista.

La propuesta de Nestlé
La transición a la alimentación complementaria es una experiencia única para todas las madres y padres. Conscientes de esto, Nestlé en busca de alcanzar su propósito de desarrollar todo el poder de la alimentación para las actuales y futuras generaciones, continúa innovando con el desarrollo de deliciosos y nutritivos alimentos, como es el caso de los nuevos integrantes para el portafolio de Cereales Infantiles NESTUM® y Galletitas GERBER®.

NESTUM® introduce la nueva línea de Cereales Infantiles NESTUM® NATURE´S SELECTION elaborados con super granos con todas las bondades del cereal para aportar al desarrollo de niños de 6 meses en adelante. En sus dos variedades: 5 cereales con quinoa y banana, manzana y quinoa, los Cereales Infantiles NESTUM® NATURE´S SELECTION no contienen azúcar añadida, ni conservantes o preservantes y aporta quince vitaminas y minerales.

Entretanto, para este gran lanzamiento la compañía también presenta las Galletitas GERBER® NutriPuffs, un nuevo portafolio de snacks saludables para bebés a partir de los 8 meses de edad. “Para tener una experiencia saludable, segura y divertida los “snacks” para niños deben ser los adecuados en cuanto a forma, tamaño, ingredientes y textura, considerando en cada etapa que los infantes tengan las destrezas psicomotoras necesarias para manejar e ingerir de forma segura los alimentos”, agregó Vial.

Las Galletitas GERBER® NutriPuffs, en sus variedades banana-naranja y fresa-banana, ofrecen experiencias sensoriales de textura y sabor, facilitando el aprendizaje al iniciar a masticar, seguros y fáciles de digerir.

Además, está reconocida marca presenta las Multivitaminas GERBER® en Gomitas, diseñadas especialmente para niños a partir de los 2 años. Respaldado por el estudio Feeding Infants and Toddlers Study (FITS), las nuevas Multivitaminas GERBER® en Gomitas, en sus presentaciones GERBER® LIL BRAINES y GERBER® GROW MIGHTY, están diseñados para complementar la dieta de niños pequeños y ayudan a garantizar que aquellos nutrientes difíciles de obtener por la dieta sean ingeridos por estos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here