26.5 C
Panama
lunes, enero 24, 2022

Buy now

spot_img

Condenan orden del presidente de Kazajistán de “disparar a matar” contra manifestantes 

Durante un discurso a la nación, el presidente de Kazajistán, Kasim-Yomart Tokáyev, afirmó que ha dado la orden expresa de “disparar a matar”, sin previo aviso, contra los manifestantes que han protagonizado disturbios en los últimos días.

Sus declaraciones han provocado condenas a nivel internacional.

“Di la orden a los órganos de la policía y el Ejército de disparar a matar sin previo aviso”, dijo el presidente, al alertar de que no dialogará “con bandidos armados y preparados, tanto locales como extranjeros”.

El mandatario señaló que “los terroristas continúan dañando la propiedad estatal y privada” y “utilizan sus armas en contra de los ciudadanos”.

“Desde el extranjero se escuchan llamados a las partes para llevar a cabo conversaciones con el fin de una solución pacífica. ¡Qué tontería! ¿Cómo se puede dialogar con criminales y asesinos?”, argumentó.

Alertó que “la operación antiterrorista continúa”.

“Los combatientes no han depuesto las armas, continúan cometiendo crímenes o se preparan para cometer nuevos. Hay que llevar la lucha en contra de ellos hasta el final. Los que no se rindan serán eliminados”, advirtió.

El presidente aprovechó la ocasión para arremeter contra los servicios de seguridad kazajos, que no supieron prever la posibilidad de esta crisis.

“Es de una importancia crítica comprender por qué el Estado se quedó dormido y no advirtió la preparación clandestina de los ataques terroristas ni las células ‘dormidas’ de los combatientes”, aseveró.

“Descubrimos que no tenemos suficientes tropas especiales, medios y equipamiento policial especial. Solucionaremos urgentemente este problema”, subrayó.

Según Tokáyev, las acciones de los manifestantes “mostraron la existencia de un plan preciso contra las instalaciones militares, administrativas y sociales”, y “una coordinación precisa de sus acciones, una alta preparación militar y una crueldad animal”.

“Además de los combatientes actuaron especialistas preparados para llevar a cabo sabotajes ideológicos”, añadió.

Su arremetida
Tokáyev aprovechó la ocasión para celebrar la rápida respuesta de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC), alianza militar que agrupa a seis antiguas repúblicas soviéticas, y que respondió afirmativamente a la petición de Nur-Sultán de enviar tropas para ayudar a solucionar la crisis política en la nación centroasiática.

En particular, agradeció al primer ministro de Armenia, actualmente presidente pro tempore de la OTSC, y a los presidentes de Bielorrusia, Kirguistán y Tayikistán.

“Dirijo especiales palabras de agradecimiento al presidente de Rusia, Vladímir Putin. Reaccionó muy rápido, y sobre todo, con un cálido sentido de camaradería, a mi solicitud”, añadió.

Además, expresó palabras de agradecimiento a los mandatarios de China, Uzbekistán y Turquía, así como a organizaciones internacionales.

Por el contrario, criticó el “papel instigador” de medios independientes y políticos extranjeros, a los que acusó de “sentirse por encima de las leyes y considerar que tienen el derecho a reunirse y hablar de lo que les venga en gana”.

“Las acciones irresponsables de estos lamentables activistas distraen a la policía del cumplimiento de sus principales responsabilidades. A veces son objeto de violencia y ofensas”, denunció.

Además, les responsabilizó de las restricciones impuestas durante estos días a Internet, “a consecuencia de lo cual se ven afectados los intereses de millones de ciudadanos y el empresariado nacional”.

“Estos demagogos irresponsables se han vuelto cómplices del desarrollo de la tragedia en Kazajistán“, afirmó, al señalar que el Gobierno reaccionará con mano dura ante lo que llamó “actos de vandalismo legal”.

Sin embargo, otras naciones responsabilizan precisamente al gobierno kazajo de las fallas en la red.

Estados Unidos lo califica de “preocupante”
En tanto, la Casa Blanca expresó su preocupación por la orden de “disparar a matar” contra los manifestantes y advirtió de que se mantendrá alerta ante cualquier abuso de derechos humanos.

“Esta orden es preocupante”, dijo la portavoz adjunta de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, en declaraciones a la prensa a bordo del avión presidencial durante un viaje a Colorado.

“El mundo estará vigilando por si hay cualquier violación de derechos humanos. Pedimos a todas las partes que respeten sus obligaciones internacionales de derechos humanos, practiquen la contención y pongan fin a esta crisis”, agregó.

El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, también se refirió a la crisis en Kazajistán durante una rueda de prensa, en la que urgió a resolver la crisis sin dejar de “respetar los derechos” humanos.

“Hemos urgido a las autoridades (kazajas) a responder de forma apropiada, proporcionada y que respete los derechos de los manifestantes”, afirmó Blinken, quien destacó la necesidad de que se “restaure internet” en el país asiático.

ONU pide respeto a los derechos humanos
La ONU, por su parte, llamó a todas las partes de la crisis en Kazajistán a respetar los derechos humanos y evitar la violencia.

“En cualquier situación, es claramente necesario respetar los derechos humanos y los estándares internacionales cuando se restablece el orden público”, dijo el portavoz de Naciones Unidas Stéphane Dujarric preguntado por las palabras de Tokáyev.

Dujarric reiteró también al mensaje que la víspera trasladó a las autoridades kazajas la alta comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, señalando que el uso de fuerza letal solo puede emplearse como último recurso y en casos en los que hay un peligro inmediato de muerte o herida grave.

El portavoz de Naciones Unidas, como viene haciendo en los últimos días, volvió a llamar a todas las partes a la contención y a evitar la violencia.

“La gente que se manifiesta debe hacerlo pacíficamente. Matar a agentes de la Policía y a otros es inaceptable, como también lo es matar a manifestantes“, recalcó.

HRW exige se anule la orden
A su vez, la ONG Human Rights Watch (HRW) exigió al presidente kazajo que anule de manera inmediata la orden de que las fuerzas de seguridad “disparen a matar” y sin previo aviso contra los manifestantes.

Según HRW, esa instrucción viola las obligaciones internacionales de Kazajistán y la Policía y el Ejército deben hacer todo lo posible para proteger vidas, usando la fuerza letal únicamente como último recurso.

“Kazajistán está en medio de la crisis más violenta desde su independencia y el mundo está mirando para ver si el Gobierno muestra que respeta los derechos humanos básicos de sus ciudadanos”, señaló en un comunicado Letta Tayler, directora adjunta de Crisis y Conflictos de la organización.

Según Tayler, “es crucial que las autoridades kazajas aseguren que todas las fuerzas de seguridad sobre el terreno actúan con vistas a proteger vidas humanas y que rindan cuentas si no lo hacen”.

“Esto empieza con la cancelación inmediata de la orden de ‘disparar a matar sin previo aviso’”, insistió.

Al menos 26 manifestantes y 18 agentes de seguridad han muerto y cientos han resultado heridos en los disturbios y enfrentamientos, mientras que miles de personas han sido detenidas.

Con información de EFE.

Related Articles

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Redes

455FansMe gusta
5,547SeguidoresSeguir
507SeguidoresSeguir
- Advertisement -spot_img

Latest Articles